Category: ‘Artigos de Interese’

Abebe Bikila, etíope ganador de las maratones olímpicas de Roma-60 y Tokio-64

12 Setembro, 2013 Posted by admin

El atleta que hoy nos ocupa en el apartado de Grandes Hazañas del Atletismo es ni más ni menos que el deportista etíope ya fallecido Abebe Bikila, primer africano en ganar una medalla de oro olímpica, primer maratoniano en ganar dos oros olímpicos consecutivos y corredor que abrió las puertas al deporte africano en los años sucesivos. Abebe Bikila fue protagonista de una de las mayores gestas que se recuerdan en el deporte olímpico al correr descalzo y ganar la maratón de los juegos olímpicos de Roma en el año 1960.  El motivo fue que su entrenador le había llevado unas zapatillas que le quedaban pequeñas.

Abebe Bikila volvió a ganar la maratón de la olimpiada de Tokio 64. En esta ocasión, el deportista sufrió un ataque de apendicitis 40 días antes de la prueba y, cuando no era observado por los médicos, Bikila se entrenaba a escondidas en el patio del hospital.

Cuando Abebe Bikila estaba preparando la Olimpiada de Munich-72 en Etiopía, después de haberse retirado en la de México-68,  sufrió un accidente de coche que le dejó parapléjico, teniendo que dejar su actidad atlética y dedicándose ocasionalmente al tiro con arco. Abebe Bikila no cejó en el empeño en volver a ser el campeón que había llegado a ser y, así, preparó y ganó una carrera de trineos tirados por perros en Noruega. Todo un ejemplo de coraje y pundonor.

Aquí en España, Abebe Bikila corrió varias maratones en la localidad Guipuzcoana de Zarautz en la que llegó a ser muy famosa su rivalidad con su compatriota Mamo Wolde, ganador también del oro olímpico en México-68, y con el atleta olímpico vigués Carlos Pérez, participante en las olimpiadas de Roma-60, México-68 y Munich-72. Gracias a esta competición, los tres deportistas llegaron a establecer una estrecha amistad, coincidiendo, además, en alguna olimpiada.

Hay una película que refleja fielmente la vida que llevó Abebe Bikila y en la que se combinan imágenes reales con secuencias propias de la misma. El nombre de la película: “Atletu” y es un film muy recomendable a todos los que os guste el atletismo pues el espíritu de sacrificio y el afán de superación, cualidades que obligatoriamente debe tener cualquier deportista, están latentes a lo largo de toda ella.

Puedes ver un trailer de esta película en este enlace.

Grandes Hazañas del Atletismo – JOHNN AKHWARI le gana al dolor en México 68

22 Decembro, 2012 Posted by admin

A partir de ahora, vamos a ir colocando en la web algunas hazañas de este gran deporte del atletismo con el que tanto disfrutamos y con el que tantas veces nos emocionamos.

Algunas de las gestas que os proponemos no tendrá que ver con ganadores, sino con atletas que, tras un contratiempo en la ejecución de la prueba, lejos de retirarse, son capaces de alimentar su orgullo hasta el punto de terminar la prueba, demostrando la grandeza del ser humano. Estos atletas no habrán subido al podium pero su espíritu de sacrificio y el afán de superación les ha hecho merecedores de estar en el imaginario podium de los más capaces.

En otras ocasiones sí haremos mención a los grandes ganadores atléticos que, gracias también a su esfuerzo y dedicación, han sido capaces de darnos algunos de los momentos más bellos de este deporte.

Pues vamos a estrenar esta sección con el atleta tanzano John Stephen Akhwari que representó a su pais en la maratón de los Juegos Olímpicos de México, en 1968. No era uno de los favoritos y terminó la carrera más de una hora después que el ganador de la prueba. Mientras corría, sufrió un severo corte en la pierna derecha y se dislocó la articulación de la rodilla. Lejos de darse por vencido, el fondista vendó sus heridas y siguió adelante pese a su lesión. Fue el último hombre en completar los 42 kilómetros. Llegó al estadio cuando el sol ya se había puesto y sólo quedaba un puñado de personas para ovacionarlo de pie. Su llegada fue tan emocionante que se hizo leyenda. Cuando le preguntaron por qué no había abandonado, la simpleza de su lógica arrebató cualquier especulación posible: “Mi país no me hizo viajar 10 mil kilómetros para que empezara la carrera. Me hicieron viajar 10 mil kilómetros para que la terminara”.

Si quieres disfrutar de este gran momento, puedes hacer click en este enlace.